Recomendar la web de Farmacia Mir Villalón Farmacia de guardia en Antequera Panorámica 360 de la farmacia Información sobre Alergias

Noticias

23_50708111015_imagen_viajar.jpg

Riesgo de infecciones en el viajero

En los últimos años se ha incrementado el número de personas que viajan a países exóticos o tropicales bien sea por motivos de trabajo o por placer y esto trae consigo que se aumente el riesgo de entrar en contacto con enfermedades infecciosas diferentes a la de nuestro entorno habitual.

El viajero debe de adoptar una serie de medidas como:



1. Acudir a su médico de cabecera para informarse de forma individualizada de cuales son las medidas higiénico-sanitarias más adecuadas que debe de adoptar en función del país al que se pretende viajar, época del año, duración del viaje y edad.

2. Asegurarse de que su médico le prescribirá toda su medicación en cantidad suficiente para cubrir el periodo de tiempo que dure su estancia en el extranjero especialmente si se trata de países en donde la cobertura sanitaria no esta muy asegurada.

3. Igual de importante es informarse de las vacunas que son necesarias para poder viajar a ese país, dicha información está disponible en los Centros de Vacunación Internacional que se encuentran distribuidos por todo el territorio nacional.

4. Informarse sobre la cobertura de su seguro, cuales son las prestaciones de asistencia sanitaria que tiene establecidos España con otros países y para ello debe dirigirse a las Direcciones Provinciales del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).



Recomendaciones:



1. Antes de viajar debe contactar con su médico de cabecera para informarse sobre la medicación profiláctica (preventiva) o vacunas requeridas.

2. Elegir la ropa y calzado adecuados:



*Los vestidos deben ser de fibras naturales (algodón, lino,…), ligeros, no ajustados y de colores claros. Se aconseja sacudir las sábanas y mantas antes de acostarse así como la ropa y el calzado antes de vestirse por si algún insecto u otro animal se hubieran ocultado en ellos.



*El calzado debe ser amplio y ventilado para evitar infecciones por hongos.



3. En países sin garantías sanitarias hay que evitar consumir comidas crudas, bebidas sin embotellar, cubitos de hielo y helados. No ingerir verduras crudas, especial cuidado con las ensaladas y productos de repostería. Lavar la fruta con agua apta para el consumo humano (agua embotellada).

4. No ingerir productos lácteos que no estén pasteurizados.

5. En zonas tropicales hay que evitar las picaduras de mosquitos (ropa de manga larga y repelente de insectos).

6. Usar protectores solares adecuados y gafas de sol.

7. Evitar la deshidratación.

8. Evitar baños en agua dulce (ríos o lagos) y evitar caminar por el barro ya que pueden estar infectados por larvas.

9. Las personas con problemas alérgicos deben de considerar la época estacional del país de destino y la posibilidad de que se produzca una crisis alérgica durante el viaje.

10. Hay que viajar con un botiquín básico: desinfectante, material de cura, cremas solares, repelentes de mosquitos, medicación habitual en el caso de padecer alguna enfermedad crónica. Para los antibióticos y los antidiarreicos se debe de consultar al médico.



Prevención de las enfermedades infecciosas:



La mejor forma de prevenir es vacunarse en todos aquellos casos en los que sea posible. El médico valorara cada situación de forma individualizada. El que una persona se vacune o no y el tipo de vacuna dependerá entre otros factores de:

_ La situación sanitaria del país a visitar.

_ Enfermedades endémicas.

_ Características del viaje y duración del mismo.

_ Estado de salud del propio viajero.

_ Tiempo disponible antes del propio viaje.

_ Edad.



Algunas de las enfermedades infecciosas que pueden ser transmitidas por el agua y/o los alimentos son:



- Cólera.

- Fiebre tifoidea.

- Hepatitis A.



- CÓLERA:



Es una enfermedad bacteriana intestinal aguda producida por Vibrio Cholerae.

Método de transmisión: agua y alimentos contaminados.

Prevención: el riesgo de contraer la enfermedad es muy bajo y la mejor forma de prevenirla son adoptando medidas higiénicas con el agua y los alimentos durante el viaje. La vacuna anticolérica ya no es obligatoria para el transito internacional de viajeros.



Síntomas: diarreas, nauseas, vómitos, mucha sed, cansancio, cólicos abdominales,… Si presenta algunos de estos síntomas u otros parecidos al regreso de su viaje (hayan pasado días, semanas o incluso meses) debe ir a su médico y no olvidarse de comentarle de su estancia o de su viaje al extranjero.





- FIEBRE TIFOIDEA (TIFUS):



Es una enfermedad infecciosa bacteriana producida por Salmonella Typha.

Método de transmisión: agua y alimentos contaminados.

Prevención: adoptar medidas higiénicas con los alimentos y el agua (estas medidas fueron vistas con anterioridad). La efectividad de esta vacuna es limitada por eso tan solo se recomendará su uso a viajeros cuyo destino sea una zona endémica y especialmente si se va a una zona alejada en donde las condiciones higiénico-sanitarias no estén garantizadas.

La fiebre tifoidea presenta una distribución mundial pero en países desarrollados la incidencia es muy baja mientras que en los países en vías de desarrollo como África, Centro y Sudamérica, Oriente Medio y Sudeste Asiático es frecuente.



Síntomas: tras el periodo de incubación (de 1 a 2 semanas en las que no existen síntomas) aparecen de forma gradual fiebre, dolor de cabeza y articulaciones, estreñimiento, dolor abdominal y falta de apetito. Si la enfermedad continua evolucionando aparecerá diarreas abundantes con sangre y finalmente la enfermedad evoluciona a complicaciones más serias. Si usted presenta cualquiera de estos síntomas, especialmente los iniciales (se puede confundir con una gripe), debe acudir a su medico y comentarle que realizó un viaje al extranjero.





- HEPATITIS A:



Es una enfermedad infecciosa transmitida por el virus de la hepatitis A.

Método de transmisión: se transmite de persona a persona y por la ingesta de alimentos y bebidas contaminadas.

Prevención: se recomienda la vacunación a viajeros menores de 30 a 35 años que se dirijan a países de alta endemia.

Esta enfermedad presenta una distribución mundial siendo las zonas de alta incidencia África, Asia, Centro y Sudamérica, zona mediterránea y Europa del Este. España presenta una incidencia intermedia-baja.



Síntomas: fiebre, pérdida de apetito, cansancio, nauseas, ictericia (color amarillo de la piel y de los ojos), dolor abdominal,… Si usted presenta algunos de estos síntomas tras su regreso de su viaje (hayan pasado días, semanas o meses) debe acudir a su médico y no olvidarse de comentarle su viaje al extranjero.



Para las enfermedades anteriormente referidas y como medidas preventivas podemos destacar:



ALIMENTOS SEGUROS

Comida caliente recién cocinada

Fruta lavada y pelada por usted mismo

Alimentos envasados



ALIMENTOS DE RIESGO

Ensaladas

Mariscos

Helados

Leche no pasteurizada

Carnes o pescados crudos

Alimentos cocinados en la vía pública

Repostería



BEBIDAS SEGURAS

Aguas o bebidas embotelladas (sello intacto)

Agua hervida

Té o Café caliente



BEBIDAS DE RIESGO

Agua no hervida o de contenedores

Hielo

Jugos



Otras enfermedades son transmitidas a través de las picaduras de los mosquitos, destacamos las tres siguientes:



- Fiebre amarilla.

- Malaria.

- Dengue.



- MALARIA O PALUDISMO:

Es unaenfermedad que se transmite a través de la picadura del mosquito Anopheles, afecta a la mayoría de los países tropicales y en la actualidad no se dispone de una vacuna eficaz por lo que es muy importante hacer una prevención de la misma ya que se trata de una enfermedad grave e incluso mortal.



Entre las medidas profilácticas (preventivas) tenemos:

- Evitar salir entre el anochecer y el amanecer pues los mosquitos pican habitualmente entre ese periodo de tiempo, si se sale por la noche se debe llevar ropa de manga larga y pantalón largo.

- Usar repelente de insectos, precaución con los niños pequeños.

- Alojarse en un edificio bien construido y bien conservado, con tela metálica en puertas y ventanas, si se carecen de estas medidas de protección deberán cerrarse las puertas y las ventanas.

- Si los mosquitos pueden penetrar en la habitación colocar una mosquitera alrededor de la cama fijándola bajo el colchón, asegurándose de que no esté rota, para mejorar la protección puede impregnarse la mosquitera con permetrina o deltrametrina.

- En caso de que se requiera medicación deberá ser prescrito por un médico ya que estos medicamentos presentan efectos secundarios.

- A pesar de tomar una medicación preventiva la posibilidad de contraer paludismo no desaparece de forma absoluta.

- Para que esa prevención sea efectiva deberá continuarse durante las cuatro semanas siguientes al abandono de una zona palúdica, tanto si se vuelve al país de origen como si se viaja a una zona tropical exenta de paludismo ya que el parásito puede permanecer en el hígado durante ese periodo de tiempo.

- Si durante el viaje aparecen síntomas como fiebre, sudoración y escalofríos se deberá ir al médico.

- Si después de permanecer más de una semana en la zona endémica aparecen síntomas como fiebre, flojera, dolor de cabeza, dolores musculares, vómitos, diarreas o tos se deberá acudir al médico.

- Si cualquiera de los síntomas anteriormente mencionados se pone de manifiesto una vez que el viajero llegue a su país de origen deberá de acudir a su médico.





FIEBRE AMARILLA:

Es una enfermedad infecciosa transmitida por mosquitos pertenecientes a la familia Flaviviridae.



Distribución: es propia de las zonas tropicales del África Sub-Sahariano como Angola, Benin, República Democrática del Congo, Liberia, Nigeria. En América Latina se localiza en Perú, Brasil, Bolivia, Venezuela, Colombia, Ecuador y Guyana Francesa.



Cuando una persona es picada por un mosquito infectado y tras un periodo de incubación de 3 a 6 días (durante ese tiempo no existen síntomas), la mayoría de las personas desarrollan una enfermedad leve caracterizada por fiebre y malestar que dura varios días sólo el 15% desarrolla la enfermedad grave consistente en dos fases, una fase aguda en la que tenemos fiebre, cefaleas, mialgias, nauseas y vómitos. Posteriormente existe una fase de remisión de 24 horas seguida de la fase tóxica final caracterizada por ictericia, coma y muerte.



Prevención: las medidas profilácticas que se deben de adoptar son las mismas que las referidas en el caso de la malaria.



DENGUE:

Esta enfermedad está causada por la picadura del mosquito hembra Aedes aegypti cuyo hábito alimentario es diurno (pica de día) y habita en zonas urbanas.



Distribución: es una enfermedad ampliamente distribuida por el trópico, especialmente en el Sudeste Asiático y América Latina.



Los síntomas aparecen tras la picadura de un mosquito infectado y después de un periodo de incubación de 3 a 14 días: fiebre alta (sobre unos 39º C) acompañada de dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, nauseas y vómitos. En el 50% de los casos aparece un exantema maculopapular (erupción abultada externa de la piel) y petequias (puntos pequeños de sangre dentro de la piel o a nivel de las membranas mucosas).



Prevención: la única medida preventiva es la protección contra la picadura de los mosquitos a través de las medidas comentadas en la malaria.

Volver