Recomendar la web de Farmacia Mir Villalón Farmacia de guardia en Antequera Panorámica 360 de la farmacia Información sobre Alergias

Noticias

20_150207181451_im.JPG

Los antibióticos: ¿pueden dejar de curar?

La utilización de antibióticos de forma responsable nos beneficia a todos: no tome ningún antibiótico sin receta médica. Todas las Organizaciones Internacionales dedicadas a promover la salud de la población (por ejemplo la Organización Mundial de la Salud –OMS-) reconocen la gran importancia de promover medidas sanitarias para evitar que los antibióticos pierdan su eficacia (dejen de curar), y que en todo el mundo constituye un problema de gran envergadura debido al desarrollo creciente de resistencias a la casi totalidad de familias de antibióticos conocidas.

Un mal uso y abuso de los antibióticos por parte de la población se traduce en una pérdida de eficacia y ¿Qué pasaría si los antibióticos ya no pudieran curar a su hijo, a su mujer, a su marido, hermanos, padres,…?.

El uso de antibióticos tiene un fuerte carácter estacional, centrándose en los meses de noviembre a febrero, es decir coincidiendo con el período de máxima prevalencia de resfriados, catarros y gripes que están causados por virus y no por bacterias. Estas enfermedades virásicas pueden producir fiebre elevada, especialmente en los niños y no mejoran ni se evita su contagio con la administración de antibióticos.



Lo antibióticos son totalmente ineficaces para tratar las infecciones causadas por virus.



Los antibióticos son medicamentos de gran valor. Su descubrimiento, uno de los mayores éxitos de la medicina, ha salvado muchas vidas (especialmente a nivel de la población infantil), pero su efecto puede verse reducido o dejar de existir si se toman de forma incorrecta.



El problema que se crea cuando un adulto o adolescente usa un antibiótico de forma incorrecta es que esas bacterias se están haciendo resistente a ellos, de tal forma que cuando se adquiera una infección por una bacteria, el antibiótico ya no curará y otro gran problema que se crea es que las bacterias pueden transmitirse de unas personas a otras y como consecuencia, el uso irresponsable de antibióticos puede aumentar el número y la gravedad de las infecciones y de las personas afectadas. Las bacterias resistentes o no a los antibióticos no diferencian entre las edades, sexo y/o condición social de las personas.



A nivel sanitario se está observando que cada vez hay que usar dosis mayores de antibióticos para tratar infecciones bacterianas muy simples, se está llegando al límite y cuando eso ocurra las consecuencias serán fatales.



¿Cómo afecta este problema a la población infantil?:

El mal uso y abuso de los antibióticos así como la resistencia a los mismos es un problema de especial importancia en pediatría porque:



1.Si un niño tiene una infección bacteriana y no se dispone de antibióticos capaces de curarlo, ¿qué cree usted que pasará?.

2.Está más que comprobado que algunas de las bacterias que pueden causar infecciones pediátricas como otitis, amigdalitis, etc. presentan tasas muy altas de resistencias a las familias de antibióticos consideradas de primera elección.



Los antibióticos deben tomarse cuando su médico u odontólogo se lo indique. Se debe seguir todas las instrucciones en cuanto a la dosis y duración del tratamiento. Es fundamental cumplir el tratamiento indicado. No dejes de tomar el antibiótico y hazte responsable de que tu hijo/a lo tome, aunque desaparezcan los síntomas de la enfermedad (tos, fiebre, etc.).



Las resistencias de las bacterias a los antibióticos aumentan cuando estos se toman a dosis incorrecta o de forma irregular.





Recuerda que las resistencias aumentan si:

1.Se usan innecesariamente los antibióticos o si se utilizan antibióticos de amplio espectro cuando no están indicados.

2.Se administran dosis insuficientes.

3.Se suspende el tratamiento antes de cumplir el tiempo necesario, que es muy variable dependiendo de tipo de infección.



Para más información puede usted consultar a su médico, farmacéutico o visitar la página Web del Ministerio de Sanidad y Consumo: www.antibioticos.msc.es

Volver