Farmacia de guardia en Antequera Panorámica 360 de la farmacia Información sobre Alergias

Noticias

¿Por qué tosemos?

La tos consiste en una expulsión súbita, ruidosa y violenta de aire procedente de los pulmones, que se repite con más o menos frecuencia y que tiende a eliminar el material extraño presente en las vías aéreas (mecanismo de defensa).

Causas:

Se produce cuando existe una irritación de la mucosa respiratoria de la laringe, tráquea, bronquios y/o pulmones causada por infecciones, alergias, cambios bruscos de temperatura, polvo, tabaco, ciertos medicamentos, aerosoles, etc. Se puede toser voluntariamente pero normalmente se trata de un acto reflejo común a muchas enfermedades respiratorias.



Las causas por las cuales se puede desencadenar la tos son:

• Infecciones de vías respiratorias altas (gripe, catarros, faringitis, laringitis, etc.).

• Entrada de una sustancia extraña en las vías respiratorias (polvo, alimentos, etc.).

• Razones y hábitos nerviosos.

• Ambientes característicos (ambientes calurosos y secos, fumadores, contaminación, calefacciones, etc.).

• Bronquitis crónica.

• Asma bronquial con agentes externos.

• Enfermedad del corazón, pleura y pulmones.

La tos puede durar unos días o convertirse en persistente o crónica, cuando dura más de 2-3 meses.



Clase de tos:

1. La presencia o ausencia de esputo nos permite clasificar a la tos como:

Seca o no productiva, Tos sin producción de esputo/moco. Suele ser irritativa y molesta lo que provoca una exacerbación del síntoma, y en ocasiones de vómitos asociados. Suele estar causada por agentes irritantes. Se recomienda una correcta hidratación, suprimir el tabaco, y cuando es muy molesta utilizar antitusígenos. Puede aparecer como síntoma en distintas enfermedades: gripe, resfriado, asma bronquial, laringitis, etc.

Blanda, húmeda o productiva, acompañada de mucosidad que se debe intentar expulsar (suele ser consecuencia de infecciones), empleando expectorantes y mucolíticos. La tos favorece la eliminación de las secreciones. Sólo se han de emplear antitusígenos si impide el descanso o es muy intensa. Es frecuente en bronquitis crónicas.





2. Según el tiempo de duración se clasifica como:

Aguda: duración máxima de 4 semanas, suele ser de origen infeccioso y aparecer en un contexto febril.

Crónica: más de 4-6 semanas, suele estar relacionada con procesos más graves que conviene diagnosticar: bronquitis, enfisema pulmonar, neumonía, tos ferina, reflujo gastroesofágico, etc.





SÍNTOMAS Y SIGNOS ASOCIADOS:

• Congestión nasal.

• Cefalea.

• Disfonías, afecciones laríngeas y/o irritación de garganta, tráquea o faringe.

• Resfriado.

• Fiebre.

• Dolor muscular.





TRATAMIENTO:

Existen algunas medidas preventivas que deben ser recomendadas para los pacientes con tos:

• Evitar un aire seco, recomendar el uso de humidificadores para niños y personas con problemas respiratorios, manteniendo una temperatura de 20° C.

• Evitar en lo posible, inhalaciones de polvo, tabaco, humo, así como los cambios bruscos de temperatura.





Como medidas no farmacológicas, se recomienda:

• Aumentar la ingesta de líquidos para facilitar la fluidificación del moco, recomendamos beber al menos dos litros de agua al día.

• Utilizar dos almohadas en la cama cuando la tos productiva sea muy abundante e impida conciliar el sueño, así como mantener ventilada la habitación.

• Emplear demulcentes como la miel, jarabes de acacias, regaliz, glicerina, etc., puede ser suficiente en casos de tos seca no persistente.

• Suprimir el tabaco.

• Inhalar vapores de agua junto a algún tipo de producto balsámico como eucalipto (en caso de niños pequeños consultar al médico). No usar estos productos balsámicos de caso de asmáticos y EPOC por riesgo de broncoespasmo.





Algunos consejos útiles para aliviar la tos seca:

• No exponerse a cambios de temperatura bruscos.

• Evitar la calefacción y el aire acondicionado.

• Dormir 8 horas.

• No fumar.

• Buena alimentación (fruta, verdura, vitamina C).

• Beber 2 litros de agua al día.



Algunos consejos útiles para aliviar la tos productiva:

• Beber mucha agua.

• Bebidas calientes.

• Aceites esenciales (Mentol, Eucalipto…). Evitar su uso en asmáticos y EPOC.



Algunos consejos útiles para evitar el contagio:

• Cubrirse la boca y la nariz cuando se tose.

• Lavarse las manos para eliminar los gérmenes.

• No preparar comida sin haberse lavado cuidadosamente las manos.



Tratamiento farmacológico:

1. ANTITUSIVOS: Se usan en caso de tos seca y/o irritativa. Son supresores de la tos.

2. EXPECTORANTES: Se usan en caso de tos productiva, húmeda o blanda. Permiten estimular los cilios de la mucosa de la vía respiratoria (mecanismos de expulsión) para eliminar el moco vía expectoración.

3. MUCOLÍTICOS: Se usan en caso de tos productiva, húmeda o blanda. Disminuyen la viscosidad del moco, facilitando su expulsión.



Su médico y/o farmacéutico le recomendarán un producto específico según el tipo de tos. Si el esputo (mucosidad) es verdoso, amarillento o con presencia de sangre debe de acudir a su médico.

Volver